2 de septiembre de 2009

Onycophora, los gusanos terciopelo

 
 
El nombre Onycophora quiere decir onychos = garra y phora = portador. Los Onicófros son considerados fósiles vivientes, y están estrechamente relacionados con los artrópodos. Estos organismos provienen de una línea evolutiva que se remonta a principios del Cámbrico, en el Paleozoico, hace mas de 550 millones de años atrás. Se conocen unan 165 especies actuales. Son animales que viven en zonas tropicales como Asia, África, Australia y America del Sur, y que habitan en la tierra sobre todo en lugares húmedos, debajo de piedras, árboles, hojas.

Morfología


 
De forma general son alargados y cilíndricos, su tamaño varía de 1 a 15 cm de largo aunque la mayoría se encuentran entre los 5 y los 10 cm. Su coloración es principalmente negra, azul, verde, café y naranja.




Tienen un solo par de antenas y el numero de patas varia de 14 a 43 pares las cuales no son articuladas y que terminan en garras o uñas, estas reciben el nombre de lobopodio. La arquitectura de su cuerpo vermiforme deriva de una forma ancestral segmentada, como en el caso de los artrópodos, pero esta segementación se ha perdido en el curso de la evolución. No existe una segmentación externa visible, lo que se puede apreciar son pequeñas arrugas transversales.


 
La cabeza esta constituida por un lóbulo preoral y dos segmentos del metasoma. porta tres pares de apéndices. En primer lugar un par de antenas, en posición anterior y generalmente largas; detrás de cada una de ellas hay un pequeño ojo simple, que presenta un cristalino esférico. El segundo par de apéndices lo forman las papilas orales, las cuales son retráctiles y se encuentran situadas por debajo de las antenas. Estas estructuras tienen función sensorial y además son las que eyectan el líquido pegajoso que emplean en la captura de sus presas. El tercer par de apéndices son las mandíbulas, que se encuentran en la cavidad bucal.


Los onicóforos son celomados bilaterales. Su cuerpo es blando, y está cubierto por minúsculas escamas, poseen una cutícula quitinosa, por lo que presentan la muda como los artrópodos. Esta cutícula es muy delgada y flexible, y no basta para impermeabilizar la superficie corporal. Por lo tanto no son capaces de una adecuada regulación hídrica, por lo que restringen su existencia a ambientes muy húmedos, o bien presentan hábitos nocturnos, pues en este horario hay menos peligro de desecación. Para el intercambio de gases los onicóforos han desarrollado un sistema traqueal que se abre al exterior por varios espiráculos distribuidos a lo largo del cuerpo; pero a diferencia de lo que ocurre en insectos, los espiráculos no se cierran nunca, careciendo del mecanismo para su control. Su estructura indica que este sistema traqueal no es homólogo del de los arácnidos e insectos.


Clasificación


En la actualidad el grupo presenta poca información en términos de su clasificación taxonómica. No es tradicional quese reconozcan clases u órdenes, simplemente se aceptan dos familias, las cuales son: Peripatidae y Peripatopsidae.


Peripatidae se encuentra distribuida principalmente en Mesoamérica, el Caribe y el Norte de Suramérica, aunque existen registros en África Ecuatorial, en Assam y en el Sudeste Asiático, en áreas limitadas y dispersas. Por su parte Peripatopsidae presenta un área igualmente dispersa, pero más meridional, con localidades en Chile, Sudáfrica, Australia y Tasmania, Nueva Guinea y también Nueva Zelanda.


 
El grupo ha recibido distintas categorías taxonómicas y ubicaciones en la clasificación zoológica. En el pasado fueron tratados a menudo como una clase dentro del filo Arthropoda. Actualmente se les incluye con la categoría de filo dentro del superfilo Panarthropoda, donde además de los artrópodos se incluyen también los tardígrados.

Reproducción


Los onicóforos son dioicos y presentan dimorfismo sexual, como en muchos grupos, las hembras son relativamente más grandes. La fecundación puede producirse con o sin acoplamiento, dejando los machos en el segundo caso espermatóforos que las hembras trasladan a su poro genital. Algunas especies ponen huevos, pero es más común que paran crías vivas. En algunos casos se presenta ovoviviparismo, y en otros un verdadero viviparismo, con órganos funcionalmente equivalentes a una placenta alimentando a las larvas dentro del cuerpo materno.



Relaciones Evolutivas

Como los anélidos los onicóforos se desplazan gracias a un sistema de músculos antagonistas circulares y longitudinales y por medio del esqueleto hidrostático. Trataré de recapitular algunas de las características que comparten con anélidos y Artrópodos, hay quienes los consideran “ el eslabón perdido “ entre estos dos grupos.

Relaciones con los anélidos


    *      Cuerpo cubierto de pequeñas estructuras tipo setas
    *      Organización muscular
    *      apéndices libres
    *      Sistema excretor con nefridios pares
    *      Estructuras reproductivas
    *      Crecimiento continuo

Relaciones con los artrópodos


    *      Sistema circulatorio abierto
    *      Sistema respiratorio por medio de traqueas
    *      Las antenas
    *      La muda

Se acepta actualmente que son parientes próximos de los artrópodos, pero externos a este grupo. En el siguiente esquema se explica una hipótesis sobre su origen y relaciones evolutivas.





Fuente: de Haro 1999.


El grupo ha recibido distintas categorías taxonómicas y ubicaciones en la clasificación zoológica. En el pasado fueron tratados a menudo como una clase dentro del filo Arthropoda. Actualmente se les incluye con la categoría de filo dentro del superfilo Panarthropoda, donde además de los artrópodos se incluyen también los tardígrados.
 
Ecología

Los onicóforos se encuentran casi todos en climas tropicales húmedos, aunque hay alguna especie sudamericana de clima templado. Habitan ambientes oscuros y húmedos, como troncos en descomposición y grietas, vagando en el exterior sólo por la noche.


Son animales depredadores, que cazan activamente babosas y otros pequeños animales, a menudo más grandes que ellos, pegándolos al sustrato con la secreción de sus papilas orales. Arrojan certeramente la secreción en estado líquido a distancias de hasta 30 o 40 cm, la cual en contacto con el aire se coagula, inmovilizando a la presa. El onicóforo se acerca hasta ella y roe su pared corporal, inyectando enzimas digestivas y sorbiendo la papilla semidigerida resultante.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

podrian poner si su reproduccion es asexual o sexual plis

Kath dijo...

Good job